Más que ser nuestro hogar es nuestro refugio. Con la pandemia hemos descubierto la importancia de tener lo necesario en este hogar, para cuidarnos y cuidar a los nuestros. Por lo que cobra un mayor sentido, el crear nuestro huerto en casa, esto es, crear de nuestro refugio, un hogar autosustentable para situaciones de crisis.

Un huerto en casa te permitirá disfrutar de los siguientes beneficios:

  • Te ayudará a conectar con la naturaleza y por ende a sobrellevar el estrés del confinamiento al realizar esta actividad relajante y creativa.
  • Mejorar tu alimentación y la de tu familia, al consumir productos sanos y controlados por ti
  • Podrás aprender y enseñarles a tus hijos el valor y cuidado hacia la naturaleza, el gusto por le trabajo bien hecho, productivo y en equipo.

Pasos para crear tu propio huerto en casa:

  1. Espacio que vas a designar para el huerto: No es necesario tener un jardín enorme, en realidad, parte de las bondades de un huerto en casa es que lo podemos adaptar. El único requisito indispensable es colocarlo en un lugar luminoso. Es importante que tomes en cuenta la toma de agua y riego, ya que tenderá a estar húmedo por el riego que puedas dar a tus semillas.

2. Recipientes o mesas de cultivos: Si no cuentas con un recipiente o una mesa de cultivo, puedes hacerlo con pequeños recipientes que ya tengas en casa o hacerlo con material reciclado desde una caja de huevos, hasta botellas de plástico. La idea es hacerlo con cosas que ya se tengan en casa.

3. Realiza el sustrato que alimentará tu huerto: El sustrato es la tierra que utilizarás para alimentar tu huerto. Lo puedes hacer con hojas secas trituradas o arena, lombricomposta, ceniza de madera o carbón vegetal, cáscara de huevo molida y suelo agrícola o de jardín cernido.

4. Las semillas: Se pueden usar semillas orgánicas y que sean de libre polinización o adquirirlas en cualquier vivero. Ten en cuenta que hay semillas que ya vienen con algún tratamiento previo, por lo tanto, si la actividad se hace con niños, se deben ser supervisados por un adulto de manera muy cuidadosa puesto que, pueden resultar tóxicas en caso de ser ingeridas.

5. Sistema de riego: Se recomienda que no se deje caer el agua de chorro ya que puede ser desfavorable para el sustrato y la semilla. Se sugiere hacerle hoyos pequeños a la tapa de una botella para que caiga como regadera y de manera más distribuida sin que altere el trabajo previo.