¡Increíble pero cierto!, en el Estado de Querétaro prácticamente NO hay oferta de vivienda popular para el gran mercado que lo demanda desde hace años. 

Mientras que en los registros del Sistema Nacional de Información e Indicadores de Vivienda de la CONAVI, marcan que en los últimos 4 años en el Estado solo el 15% se escrituró de vivienda nueva del segmento popular (entre $298 mil a $628 mil); el parámetro nacional marca que el 45% se escrituró del mismo segmento en el mismo rango de tiempo en todo el país.

¿Cómo puede ser que en los últimos 4 años se hayan vendido más casas arriba de los 2 millones de pesos que casas de $400 a $500 mil pesos en la entidad?

Fuente: Sistema Nacional de Información e Indicadores de Vivienda de (SNIIV)

¿Qué pasa?

Es cierto que el boom inmobiliario en Querétaro es real desde hace más de 10 años; sin embargo, gran parte de los desarrolladores se han concentrado en ofertar vivienda media, residencial y residencial plus.

Desde luego existe el mercado para este tipo de vivienda, y no sólo de Querétaro, muchas constructoras reportan que gran parte de sus escrituras proceden de la CDMX y su zona metropolitana, es decir, no sólo el queretano adquiere vivienda media y residencial, sino el gran mercado de la zona metropolitana de la CDMX lo hace también como otros estados de la república. 

Además,  Querétaro es una ciudad de moda y con buena reputación desde hace años, con gran auge de oferta de trabajo, poder económico e industrial (sin quitar que es una ciudad relativamente segura comparado contra la media nacional). Si a esto le añades que los precios de las tierras se han encarecido mucho, en las corridas financieras de los desarrolladores, simplemente no les salen sus números para poder ofrecer vivienda popular lo más cercano al centro de la ciudad de Querétaro.
¿Hay mercado para la vivienda popular y tradicional en Querétaro o todos los ingresos son altos?
Por supuesto que hay mercado, hay un déficit de vivienda muy importante para casas de un precio menor a $700 mil pesos y el pastel es muy grande, desgraciadamente la oferta existente, no la están volteando a ver. 
Por citar un ejemplo en la ZM de la ciudad de Querétaro, la pirámide de empleos y rangos de sueldos a JUNIO de 2020 en municipios como Querétaro, El Marqués y Corregidora muestra que el 57% de las personas NO ganan arriba de los $10 mil pesos mensuales.

Fuente: Sistema Nacional de Información e Indicadores de Vivienda de (SNIIV)

Este mercado se debe de atender de cierta forma y empezar a ofrecer soluciones de vivienda que se acomoden a su presupuesto, necesidades familiares y servicios adecuados.
Bajo este escenario, de tres años a la fecha, está emergiendo una nueva zona estratégica, (pegada prácticamente a la nueva Planta Armadora de Toyota y otros complejos industriales) destinada a vivienda por debajo de los $600 mil pesos en la zona metropolitana de Querétaro.
Esta zona se ubica en salida a Celaya libre, prácticamente en la frontera del Estado de Querétaro y ya ubicada en Guanajuato, el Nuevo Fuentes de Balvanera.
Con rutas de transporte constantes que te llevan al centro de la ciudad de 25 a 30 minutos y de 8 a 10 minutos del Pueblito de Corregidora. Es un nuevo polo de vivienda que ha permitido a los desarrolladores hacer proyectos de gran calidad en cuanto a su concepción, valor agregado y alta relación costo – beneficio para el cliente, al ofrecer vivienda con gastos de escrituración y prediales mucho más baratos que el Estado de Querétaro, pero sobretodo, acceder a viviendas de 2 y 3 recámaras en circuitos con más metros cuadrados de construcción.

El ejemplo más real es el fraccionamiento Villas del Rey de Hogares Herso, el fraccionamiento líder de todo el bajío en colocación de vivienda Infonavit. 

Una propuesta inmobiliaria que sí supo encontrar el equilibrio financiero y comercial, para poder ofrecer al queretano la vivienda más grande posible al menor costo posible, entrando en el segmento popular. 

Los rangos de precios actuales, increíblemente, para este mercado local, van desde los $388,000 a $600 mil atendiendo las demandas de las personas que tanto quisieron una vivienda nueva y no tenían acceso por el precio de las viviendas que se han ofertado los últimos años.