Una casa se asemeja ciertamente a un coche en cuanto a los servicios preventivos de mantenimiento. En la sociedad actual, está mucho más aceptado y arraigado el mantenimiento semestral o en su defecto anual de tu automóvil. Cuestiones como el cambio de aceite, afinación, llantas y frenos son de los servicios más requeridos.

Sin embargo, pocos, llevan habitualmente la disciplina de hacer acciones preventivas y programadas en su hogar, acciones de mantenimiento que ayudarán a seguir conservando su plusvalía. Una casa no se mantendrá intacta por su simple uso y las condiciones meteorológicas de cada año.

El buen mantenimiento del hogar protege y aumenta el valor de la casa. A veces no somos conscientes de que las cosas hay que mantenerlas en el día a día. 

Creemos que es normal que accesorios como puertas y chapas, ventanas, pisos y azulejos, pintura de fachadas, tinacos, tanque de gas estacionario, calentador solar, entre otros accesorios, durarán toda nuestra vida, sin embargo, entre más las cuidemos será mayor el beneficio

Cuando tienes tu casa, el mantenimiento debe ser preventivo, eso quiere decir que debes de revisar periódicamente cada una de las partes sensibles, que puedan echarse a perder o deteriorarse, antes de que esto ocurra.

A continuación te presentamos una pequeña infografía donde muestra el tiempo en el cual debes de hacer un servicio de mantenimiento preventivo dependiendo el accesorio de tu casa: