Para empezar, es un ingrediente importante para la elaboración del gel antibacterial (consulte el artículo, cómo crear tu propio gel antibacterial casero paso a paso), considerado como parte de la medicina herbolaria, de acuerdo, con Rev Cubana Enfermería, 2006, menciona que se utiliza también para la cura de enfermedades en la piel, daños por irradiación, afecciones de los ojos, desórdenes intestinales y enfermedades antivirales.

Ahora bien, por sus beneficios, te presentamos una forma segura de hacer gel de aloe vera en casa, para estos tiempos de cuarentena. Aprovechando y agradeciendo siempre a la naturaleza por sus bondades.

Sólo necesitaremos una hoja de Aloe Vera y agua potable.

A continuación, te explicamos los pasos a seguir:

  1. Corta la hoja de Aloe Vera en pedazos grandes y enjuágalos bien.
  2. Pon en una olla metálica (que no sea aluminio), agua suficiente como para sumergir el Aloe Vera en ella y déjala calentar a fuego bajo.
  3. Tiene que estar caliente, pero sin llegar a hervir y de tal manera que puedas meter tu dedo sin quemarte.
  4. Una vez que llegue a ese punto, apagaremos el fuego y meteremos los pedazos de la hoja del Aloe.
  5. Dejaremos reposar hasta que enfríe (veremos que el agua cambia de color a un tono marrón o amarillento, eso es debido a la aloína, esta sustancia se desprende de la hoja del aloe, se sugiere usar esta sustancia bajo indicaciones médicas por su potente función como laxante).
  6. Ahora sí, tiramos el agua y nos quedamos solo con las hojas, las cuales, cortaremos las orillas para quitar las espinas y la hoja la cortaremos a la mitad.
  7. Con una cuchara extraeremos zumo del Aloe y lo colocaremos en un recipiente.
  8. Una vez teniendo eso, vamos a colar todo el jugo extraído del Aloe (esto puede demorar unos minutos).
  9. Los gajos que quedaron en el colador se pueden usar como bebida y la podemos mezclar perfectamente con agua natural potable para tomar (su duración es máximo tres días de efectividad, posterior a esta fecha, el aloe pierde componentes).
  10. Si es demasiado gel de Aloe, lo puedes congelar como cuadros de Aloe y utilizar posteriormente para bebidas o bien, untarlo sobre la piel para aliviar algún padecimiento, como los antes mencionados o bien para bajar el acné.

El gel del Aloe lo puedes utilizar para aplicarlo a tu gel antibacterial casero, o también en, bebidas, shampoo (ayuda para la caída del cabello) o mascarillas faciales.